Reflexión sobre la experiencia

Te levantas, sigues el camino y vuelves a caer. Hundes tus manos en la tierra húmeda en la que yace tu autoestima para animarla e impulsarla para que siga.

Crees que eres un inútil por     haberte caído por segunda vez, pero estás equivocado. Conforme te vas levantando y a la vez cayendo sientes algo dentro de ti, una fuerza que hace que cada vez te caigas menos y que se propaga por todo tu cuerpo como la electricidad.

Llega un momento en el que no caes, no tropiezas, y te llenas de seguridad en ti mismo: es la hora de pasar a otro camino.En este muevo camino te vuelves a caer y a levantarte, hasta que de nuevo esa fuerza se apodera de ti y hace que vuelvas a sentirte seguro, a acertar el paso que das hasta que vuelves a pasar a otro camino.

Y te preguntarás ¿qué es esa fuerza? Esa fuerza es la EXPERIENCIA: algo que te acompañará durante todo tu camino, durante toda tu vida. Como un niño que aprende a andar, como uno que aprende a montar en bicicleta: cuantas más veces te caigas y te levantes, más experiencia tendrás.

POST BY BLANCA

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s