Reflexión: Los sueños

Un sueño es algo que tenemos todas las personas del mundo y que por simple que sea deseamos cumplirlo. Esto se debe a un sentimiento mayor que es la felicidad. Nuestra felicidad depende de nuestros sueños. Y los sueños dependen de nosotros mismos. Hay mucha gente que se empeña en negarse a tener sueños porque dicen que al no verlos cumplidos se sienten peor.  ¿Pero qué sería de nosotros sin poder soñar, ni poder tener algo en lo que creer? ¿En qué clase de mundo viviríamos si no tuviéramos algún objetivo, por lo absurdo que fuera? Siempre hay algo que nos empuja a buscar esa felicidad que tanto ansiamos y que tanto cuesta encontrar. Los sueños hacen que ese camino se nos haga un poco menos duro ya que los sueños nos distraen de las cosas malas. Si es verdad que es frustrante no verlos cumplidos pero eso pasa muy pocas veces. Aunque no me creáis, es cierto, los sueños siempre se cumplen; solo que le damos muy poco margen para ello. Los seres humanos somos impacientes y queremos las cosas al instante.  Pero no, la vida no funciona así. Debemos aprender a esperar. Debemos saber que las cosas llegan cuando tienen que llegar. Y llegados a este punto solo nos quedan dos opciones: Ser una de esas personas que se niegan a soñar y van por la vida sin ningún rumbo fijo. O creer en que hay sueños y oportunidades que bien escogidas pueden hacernos feliz. Soñar es fácil, lo difícil es no rendirse en el camino. ¿Te apuntas?
Post by: Ale
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s