Archivo de la etiqueta: School girl secret

School Girl Secret: Capítulo 4

Bostezo y me froto los ojos.

– ¿Y qué tal tu primera noche en el internado?- me pregunta Oli.

– Bien…

– Imposible.-dice Ruth molesta.

– Ruth…- murmura Miriam.

– ¿Qué? ¡No he dicho nada!- eleva la voz.

– Por favor, cálmate y desayuna tranquila que nos van a llamar la atención.- dice desesperada Laura. Ruth cruza los brazos y baja la mirada, mosqueada.

– ¿Y vosotras qué tal?- digo intentando tranquilizar el ambiente.

– Muy bien.- responde Oli.

– Este es el segundo año que nos toca juntas.- continúa Miriam sonriente.

Cuando terminamos de desayunar salimos al pasillo a esperar a que empiecen las clases.

– ¡Oye, tú, rubita!- todas nos giramos: es Lorena.

– ¿Quién? ¿Yo?- pregunto confusa.

– Claro.- hace una pausa.- ¿Yo no te dije ayer que quería la habitación ordenada?

-Pero…

– ¿Y tú quién te crees para hablarle así a Meli?- pregunta Ruth a punto de estallar.

– Tú no te metas, que no va contigo.

– ¿Y? No puedes ir hablándole así a la gente. Aunque viniendo de ti…

– ¿Perdona? Mira niña, ¿tienes algún problema conmigo?- se acerca Ruth y la empuja.

-Pues a lo mejor sí.- le agarra de las muñecas y la estampa contra la pared.

– ¡ Suéltame imbécil!-exclama Lorena.

En ese instante aparece Elena, nuestra tutora, con la directora siguiéndole detrás.

– ¿Qué está pasando aquí?- pregunta ésta última.

-Nada.- dicen las dos mientras se separan.

– Lorena y Ruth; a mi despacho.

– Venga chicas, entrad en clase.- dice Elena.

– Pero…- decimos todas. Nos callamos cuando la directora nos fulmina con la mirada.- Vale…

Post by mis ideales

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Historias

School Girl Secret: Capítulo 3

–        Chicas, debéis iros a los dormitorios o se os castigará.- una de las profesoras se acerca a nosotras y nos señala su reloj.´

–        Sí, señorita.- dice Miriam poniendo su cara dulce.

Nos metimos por uno de los pasillos y nos acercamos a ver unos carteles pegados en la pared.

–        ¡Sí! ¡Nos ha tocado a las tres juntas!- dice Oli abrazando a Miriam y a Laura con entusiasmo.

–        Oye, ¿yo dónde estoy?- digo sin encontrar mi nombre en la lista.

–        Aquí no está tu nombre, está en el cartel de “los nuevos”.

–        Ah…

–        Vamos a echarle un vistazo.- me dice Laura transmitiéndome ánimos.

–        A ver… ¡aquí estás! Compartes habitación con una tal Lidia y con… Lorena.- las demás miran a Miriam incrédulas y le echan un vistazo a las listas.

En ese momento pasa Ruth alegre.

–        ¡Hola! ¿Qué tal lo de las habitaciones?

–        ¿Quién es Lorena?- pregunto preocupada.

Ruth se para en seco delante mía.

–        ¿Por qué lo preguntas?

–        Es que comparte habitación con ella.- dice Oli mirándome.

–        ¿Cómo te han podido poner de pareja a esa zorra?- Dice Ruth molesta.

–        Modera esa boca, Ruth. Las paredes tienen oídos y luego dices que tú no eres la que empieza las peleas.

–        Pero es que…- en ese momento suena una especie de sirena y las chicas empiezan a retirarse a sus respectivas habitaciones.

–        Meli, nos tenemos que ir… mucha suerte, nos veremos mañana.- me dice Miriam.

 ———————————————————————————————

–        Eh… hola.- digo cuando entro en la habitación y veo a una chica tirada en una litera.

Me mira con indiferencia y se pone a ojear una revista. Intento hablarle de nuevo.

–        ¿Tú eres Lorena?- ignora mi pregunta.

Decido no insistir más. Cerca de la litera hay otra cama. Me acerco para dejar mi maleta.

–        Esa cama es mía.- dice con desprecio mientras se levanta.

–        Ah… es que como estabas tumbada ahí…

En ese momento aparece por la puerta una chica, de pelo color ceniza y ojos castaños.

–        Hola…- murmura tímidamente.

Las dos nos quedamos mirándola, lo que hace que se ponga aún más nerviosa.

–        A ver, vosotras dos: no sé ni me importa cómo os llamáis, sólo os digo que esta es mi habitación, y esa es mi cama.- dice mientras la señala.- Y si tenéis algún problema pues u os aguantáis u os largáis.- cuando acaba sale de la habitación dando un portazo. Me acerco a la chica.

–        ¿Tú también eres nueva?- asiente.- ¿Y cómo te llamas?

–        Lidia.

–        Yo soy Meli.- digo sonriéndole.

Post by: Mis ideales

Deja un comentario

Archivado bajo Historias

School Girl Secret: Capítulo 2

Me siento en el pupitre libre más cercano, junto a la chica de piel bronceada. Me fijo en sus ojos; son de un tono celeste como el cielo de una mañana de verano. Lleva su pelo rubio recogido con dos trenzas. A diferencia de mi pelo rubio que es natural, el suyo es teñido, ya que contrastan sus raíces oscuras frente a ese color.Se da cuenta que le estoy observando y me sonríe. La clase transcurre aburrida, la profesora se dedica a presentar su asignatura: matemáticas, esa que me martiriza desde 1º de E.S.O. La clase termina y, en cuanto la profesora abandona la clase, el grupito de niñas vuelve a formarse.  No sé qué hacer. Me sudan las manos y noto cómo mis mejillas se sonrojan. Me pongo a mirar el curioso vuelo de una mosca hasta que tres niñas se acercan curiosas a mí con una sonrisa en los labios.

– ¡Hola!- dice una de ellas. Su pelo ondulado y rojizo le llega hasta la cadera y sus ojos verdes expresan amabilidad. Tiene un acento extranjero y cada vez que se ríe arruga la nariz.- Soy Miriam.

– Hola…- dije tímida.

– Nerviosa por el primer día ¿no? Me llamo Oli.- dice mientras me saluda con un ligero movimiento de cabeza.

Yo asiento. Al menos ya ha pasado lo peor.

– En realidad se llama Olivia.- dice la otra chica llamada Laura en tono burlón.- No le gusta su nombre, así que se puso ese apodo. ¡Incluso los profesores la llaman así para que no se vea ofendida!

Oli se pone roja como un tomate y le pega un empujón mientras las demás se ríen.

– No tienes porqué ofenderte. Yo también tengo un apodo y me gusta más que mi nombre: Meli.

– Bueno… pues bienvenida Meli.- me dice Miriam con una sonrisa.

– Anda; ven con nosotras, te presentaremos a las demás.

Las acompaño hasta el final de la clase, donde se encuentra el grupito de niñas. Se van presentando en el orden en el que se encuentran. La primera se llama Lucía. Las dos siguientes son Verónica y Sonia. La chica de piel bronceada se llama Ruth. Y por último está Julia. Todas reflejan en la cara los síntomas de cansancio del primer día pero a pesar de ello todas lucen una sonrisa.

– ¿Por qué has venido a este internado?- me pregunta Sonia.

– Porque mis padres estaban hartos de que cada vez que trasladaban a mi padre por el trabajo me tuvieran que cambiar de colegio.- es la primera excusa que se me ha pasado por la cabeza, pero se ve que ellas se la han creído al pie de la letra.

– ¿Pero en qué trabaja tus padre?- pregunta Oli curiosa.

– … Bueno es complicado…- esta vez me han pillado, mi cabeza da un millón de vueltas mientras ellas me miran esperando una respuesta.- … Es el representante de una empresa conocida en muchos países y cada año tiene que trasladarse a uno de ellos y…- todas las demás asienten conformes.

– Mi padre es médico.- dice Verónica.

–  ¿ Y eso a qué viene?- pregunta Laura con un tono un poco cortante.

– ¿Qué pasa? ¿no puedo decirlo?- dice mosqueada.

– Pues no.

– Pero…- miro divertida la curiosa pelea que han empezado y que termina en un abrazo.

– ¿Y de dónde eres?- pregunta Miriam devolviéndome el centro de atención.

– De…

Una chica joven irrumpe en la clase con un “Buenos días”. Con una sonrisa nos indica que nos sentemos.

– Bueno chicas yo soy vuestra mueva profesora de Lengua. Me llamo Elena.

Comienza la clase, que se hace un poco más amena que la anterior. Nos dedicamos a presentarnos y a hablar un poco sobre nosotras: nuestra edad, de dónde somos,…   Aunque ya estoy acostumbrada a esto y siempre digo lo mismo estoy un poco nerviosa: ¿Cómo voy a contarle a las niñas que me han enviado a este internado sólo porque mis padres no quieren saber nada de mí? No, no puedo contarlo, me mirarían con mala cara. Me levanto de la silla y mis palabras suenan como si las hubiera ensayado miles de veces delante de un espejo:

“ Me llamo Amelia , tengo 16 años y soy de Madrid…”

 POST BY MIS IDEALES

Deja un comentario

Archivado bajo Historias

School Girl Secret: Capítulo 1

Me detengo frente a la puerta principal del nuevo colegio al que ahora voy a pertenecer.
No se parece a los demás colegios a los que iba cada vez que me trasladaba a otra ciudad, este es diferente, empezando porque este es un internado. Además no estaban los típicos adolescentes que se reúnen fuera para fumar y hablar de cosas sin sentido, ni los típicos profesores que dan su último suspiro antes de entrar en el colegio e impartir clases.
Respiré hondo antes de dar el primer paso: olía a comida recién hecha y a lejía.
 
Atravieso la puerta de clase. Me quedo de pie parada, observando la habitación: Hay 4 filas de pupitres, a primera vista parecen nuevos pero, si te fijas, hay rayones tapados por una pintura anaranjada. En una esquina, junto a la pizarra, hay una mesa muy parecida a los pupitres pero un poco más grande. Las paredes son de un tono pastel y están vacías. No hay perchas ni cuadros, como solía haber en los anteriores colegios.
Al fondo de la clase, hay un grupo de niñas. Están sentadas sobre las mesas y conversan divertidas. Llevan el mismo uniforme que yo: un polo blanco y una falda de cuadros azul y blanco sobre las rodillas. Una chica de piel bronceada lleva puesto un jersey azul marino, que también forma parte del uniforme. Lo lleva con las mangas remangadas debido a las temperaturas cálidas de este mes de septiembre.
En cuanto me ven, detienen la conversación y me miran de arriba abajo. De un salto todas se sientan, y una mujer de mirada cansada y de semblante serio aparece detrás mía. Cierra la puerta y deja sus cosas en la mesa.
Me quedo inmóvil sin saber qué hacer. La profesora me mira y me indica que me acerque a la pizarra.
–      Chicas, esta va a ser vuestra nueva compañera. Mmm… ¿cómo te llamas?
–      Amelia…
Post by: Mis ideales

3 comentarios

Archivado bajo Historias

Próximamente…

 

School girl secret

 
Esta historia la estamos escribiendo Ale y yo e iremos poniendo un capítulo de vez en cuando. No es una historia de mucha calidad literaria, solo la escribimos porque nos gusta hacerlo, es decir,  por pura diversión. Espero que os guste y paséis el rato leyéndola.
Se aceptan cualquier tipo de críticas y sugerencias.
Post by: Mis ideales

Deja un comentario

Archivado bajo Historias